30.08.17.

Argentina firmó el primer acuerdo sectorial para la promoción y el desarrollo de la biotecnología

Hugo Sigman, presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología y Alberto Álvarez Saavedra, vicepresidente de la Cámara firmaron el convenio junto con el presidente Mauricio Macri, y los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y sus pares de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, Agroindustria, Ricardo Buryaile, Salud, Jorge Lemus, y Hacienda, Nicolás Dujovne.

El Gobierno Nacional firmó este martes un Acuerdo Productivo con la Cámara Argentina de Biotecnología y otras empresas del sector. Plantea una agenda de trabajo común entre el sector público y el privado basada en cinco ejes: reglamentar La Ley de Biotecnología, desarrollar inversiones por 670 millones de dólares, aumentar las exportaciones, fortalecer la transferencia entre el sistema científico-tecnológico y el productivo, y generar empleo de calidad.

El convenio lleva la firma de los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y sus pares de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, Agroindustria, Ricardo Buryaile, Salud, Jorge Lemus, y Hacienda, Nicolás Dujovne. En representación del sector, firmaron Hugo Sigman, presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología y Alberto Álvarez Saavedra, vicepresidente de la Cámara.

El presidente, Mauricio Macri, resaltó que “La biotecnología es mejores alimentos, mejores remedios, mejores vacunas. Este acuerdo es una nueva señal de que el camino correcto es seguir trabajando en equipo para estar mejor preparados para el futuro porque la biotecnología nos va a ayudar a crecer, a generar trabajo y productos innovadores”, y destacó el “compromiso de empresarios en inversiones para generar 800 puestos de trabajo”.

Por su parte, el ministro Francisco Cabrera expresó: “Este sector es clave por su potencial para generar un salto de competitividad en otras actividades productivas. Con este acuerdo creamos las condiciones para acelerar la llegada de inversiones, y posicionarnos como proveedores de soluciones biotecnológicas que el mundo demanda de manera creciente, en alimentos, salud y cuidado del medio ambiente”.

Además, el presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología y CEO de Grupo Insud, Hugo Sigman, afirmó que “Argentina va a tener un futuro competitivo en la medida que podamos generar productos de valor agregado. Para lograr esto, es esencial la inversión en investigación y desarrollo”.

La firma se llevó a cabo en el marco de los acuerdos específicos de mejora de la competitividad sectorial orientados a acelerar inversiones e incentivar la creación de empleo. En los próximos dos años, las empresas del sector invertirán más de 670 millones de dólares.

En el ámbito de la biotecnología, Argentina es actualmente líder regional en la producción de anticuerpos monoclonales para tratamientos contra el cáncer, en la clonación de animales (vacas y caballos); en la producción de vacunas veterinarias para la aftosa y en la fabricación de biocombustibles así como en el desarrollo de una soja resistente a la sequía.

Detalles del Acuerdo Sectorial de Biotecnología

  1. Ley de Biotecnología. El Estado Nacional se compromete a reglamentar la Ley de Biotecnología, sancionada hace 10 años: implica la amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias y la devolución anticipada del IVA por la adquisición de bienes de capital. Estos incentivos mejoran la competitividad del sector, viabilizan inversiones y favorecen la innovación.
  2. Inversiones. El sector privado se compromete a realizar inversiones por US$ 670 millones, con impacto en la creación de 800 empleos calificados.
  3. Exportaciones. Con el apoyo de políticas públicas orientadas a fortalecer el comercio exterior, las empresas del sector se comprometen diversificar mercados y aumentar sus exportaciones hasta alcanzar un nivel cercano a los US$ 450 millones en 2019.
  4. Innovación. El Estado Nacional se compromete a mejorar los procesos de registro público para que sean más ágiles y favorezcan la innovación, que es un aspecto central para la competitividad de las empresas del sector. Esto implica una revisión estructural de cada registro con foco en los productos biotecnológicos, y el trabajo conjunto de la ANMAT, los ministerios de Salud y Agroindustria, y la CONABIA.
  5. Cooperación y articulación. Constitución de la Comisión Consultiva para la Promoción de la Biotecnología Moderna, que tendrá carácter consultivo y estará conformada por expertos de los sectores público y privado.

Más información:

 

 

Volver a Novedades